Escribir Partituras para Música Moderna: 1. Rítmica [Curso p/ escribir Tu Música]

En este pequeño Curso aprenderás a escribir partituras para música moderna, y cómo la notación musical puede cambiar tu forma de ver y componer la música. En esta entrega nos centraremos en la rítmica, para, poco a poco, ir avanzando mas. Al final de este curso serás capaz de escribir música de forma sencilla y con buenas prácticas, con la ayuda de MuseScore: un programa gratuito para escribir partituras. Y no te vayas sin antes descargar tu Kit de Supervivencia…

¿Por qué leer y escribir partituras?

A veces, en especial cuando estamos mas ligados a la música popular rock, alternativo, fusión, entre otros; dejamos muy de lado la notación y la lectoescritura musical.

Y cuando se vuelve algo que necesitamos, ya no lo tenemos a mano.

Y entonces, ¿Para qué sirve la escritura musical?

Tiene varias ventajas:

  • Nos permite ordenar mejor las ideas, en especial en casos de contrapunto y armonía, donde todo se ve claramente.
  • Nos permite comunicarnos con otros músicos al momento en que ellos leen nuestras partituras.
  • Ayuda a tener otra manera de ver la música, que se complementa con la que ya tenemos.

La partitura no necesariamente es algo cuadrado y aburrido. ¡Dale una oportunidad!

Qué necesitarás para este Curso

Utilizaremos el software Musescore para escribir, que es un programa de notación musical gratuito. Te recomiendo descargarlo.

Puedes escribir en papel también, y en algún momento lo recomiendo. Pero para comenzar, preferiría que el programa te vaya indicando algunas cuestiones referentes a la “ortografía musical”, así ya estarás iniciado cuando abordes la escritura a mano.

Otras opciones de programas para escribir música son Noteflight y Flat.io.

Los Elementos Básicos del Sistema de Notación

El Pentagrama

El pentagrama es un conjunto de 5 líneas que nos permiten posicionar las notas (alturas, mas graves o mas agudas), en el mismo. Hacia arriba siempre será mas agudo, y hacia abajo mas grave. En la próxima entrega nos abocaremos a ello.

Por ahora nos basta con saber que este pentagrama necesita de una llave, o clave, para tener una referencia. Sin dicha referencia o llave, no sabemos qué indica el pentagrama.

Así, la llave de Sol, la mas famosa, nos indica que en la 2da línea hay una nota Sol, y desde ella como referencia derivamos el resto de alturas.

Las alturas en la partitura, usando clave de sol.

Cifra de Compás o métrica

Cada “cajón” donde metemos la música, lo denominamos compás. Así, dividimos el pentagrama con lineas verticales que nos indicarán la separación entre estos compases.

Para determinar cuanto dura cada compás, cuantos pulsos “entran” en el mismo, usamos la cifra indicadora de compás o métrica.

Estas se anotan como una especie de fracciones, con un número arriba que indica cuantos tiempos y otro abajo que indica de qué tipo: así, 4/4 implica 4 negras por compás, 6/8 son 6 corcheas por compás, 3/4 son 3 negras por compás.

Toda partitura cuenta conuna cifra indicadora de compás o métrica.

Por lo general, las frases y secciones duran 2, 4, 8, 12, 16 compases, como indicamos en el video.

Subdivisión

Un concepto clave en la concepción del ritmo, es el de subdivisión: cada negra puede contener 2 corcheas. Cada corchea, puede contener 2 semicorcheas.

Entonces, cada figura va dividiendo la anterior en 2.

la subdivisión es un concepto clave en el uso de las partituras para escribir música.

En la imagen puedes apreciar este proceso, así como ver al lado los símbolos que indican el silencio de cada figura.

El silencio en una partitura es esencial. Sin silencio, el sonido estaría todo atiborrado. Es la ausencia del sonido, con una duración equivalente a la figura que corresponde.

Valores agregados: puntillo y ligadura de prolongación

Cuando queremos obtener un valor equivalente, por ejemplo, a 3 corcheas, tenemos que utilizar variaciones o combinaciones de las figuras que conocemos que siempre son divisiones de 2.

Así, la ligadura de prolongación nos va a permitir enlazar dos notas y sumarle a la primera el valor de la segunda. Una negra ligada a una corchea, entonces, sumará una negra y media o 3 corcheas.

ligaduras de prolongación, esenciales para escribir ciertos ritmos.

Aquí vemos cómo la ligadura nos permite atravesar el compás con un mismo sonido, o sumarle una corchea a una blanca.

En el caso del puntillo, este va a sumar la mitad de su valor. Así, una negra con puntillo vale 3 corcheas en vez de 2, mientras una blanca con puntillo vale 3 negras en vez de dos.

el puntillo suma a una figura musical la mitad de su valor

KIT de Supervivencia para Escribir Partituras

Suscríbete a nuestro Boletín Semanal, donde recibirás todas las novedades y materiales, y te llegará como regalo el Kit de Supervivencia para Escribir Partituras: un práctico PDF para resolver las principales dudas del oficio.

[mailerlite_form form_id=4]

¿Qué viene ahora?

El primer paso para escribir tus partituras es comenzar con algunos ritmos sencillos. La idea sería que inventes algunas melodías, simples, con ritmos que, a tu opinión, sean fáciles de escribir.

Y utilizando las técnicas que muestro en el video, anotar los valores rítmicos que corresponden.

Aún no avances con las alturas. Concéntrate en los ritmos esta semana. La semana siguiente avanzaremos al próximo paso, donde ya tendremos una partitura mas hecha y derecha con ritmo y melodía.

¡Nos vemos en la siguiente! Y, si eres nuevo, no olvides pasar por nuestra sección de Libros.

Artículos relacionados

Suscribirte
Notificarme
guest
0 Comments
Cita
Ver todos