Cómo Crear una Melodía en 3 pasos

Hoy les traigo un video de esos que se le puede sacar jugo sea cual sea tu nivel: se trata de un pequeño ejercicio que te mostrará cómo crear una melodía en 3 simples pasos.

Te servirá para destapar un poco la cabeza y, de a poco, hacer fluir tu capacidad de crear melodías (e improvisarlas, también).

Para este ejercicio (y recuerden que es un ejercicio más que un proceso compositivo real), vamos a separar el proceso en 3 partes:

¿Cómo crear una melodía?

  1. Elegir un centro tonal y una escala o colección de notas:

    Lo primero que haremos será escoger una nota como centro tonal. Esta será nuestra tónica.
    Luego, nos toca elegir un color, una escala o colección de notas. Lo más sencillo es irse a la segura y utilizar el color mayor – la escala mayor de tu centro tonal.
    Una segunda opción es utilizar la escala menor natural, que sería “un modo” de la escala mayor. También es un color que debes dominar.
    Opcional aquí es involucrar las otras dos escalas menores, que nos permiten la función de dominante en menor: ese empuje que nos entrega la sensible. Estamos hablando de la escala menor armónica y la menor melódica.

  2. Dibujar un esqueleto melódico o contorno, escogiendo algunas notas:

    Lo que nos toca ahora es plantear un esqueleto melódico.
    Vamos a disponer algunas notas de la escala, que nos guste como suenan en un recorrido lineal, y ese será nuestro esqueleto.
    Puedes comenzar por una nota por compás, como mostramos en el video.

  3. Unir y darle vida a las notas del esqueleto o contorno melódico:

    Primero, puedo incorporar más notas que unan las notas de este esqueleto, y que les llamaremos notas de paso.
    Por otro lado, podría añadir notas de aproximación, que no necesariamente unen dos notas, pero si nos aproximan al objetivo.
    Estas corresponden a lo que llamamos disonancias melódicas.
    Otro recurso muy útil es añadir silencios por aquí y por allá, y alguna repetición de nota para obtener un resultado más rítmico.
    E, inclusive, podemos desarrollar motivos para generar una sensación de unidad y de progresión… pero eso lo hablaremos en el video de la otra semana.

  4. Cantarla y revisar cualquier cosa rara que quede dando vueltas (opcional pero recomendado)

    Ahora te tocaría cantar la melodía e ir, poco a poco, probando qué te gusta y qué no.

¿Sientes que necesitas ir más profundo?

Creo que podemos ayudarte: nuestro libro gratuito Teoría Musical Básica te ofrece un recorrido completo por los cimientos de la teoría musical aplicada, entre ello, el ejercicio melódico.

Debes estar registrado para obtener acceso a los recursos gratuitos, en este caso, el Libro Teoría Musical Básica. Crear una cuenta es gratis – para siempre 🙂

Si quieres ir más allá, te invitamos a adquirir nuestro Curso online Primeros Pasos en la Composición Musical, que es lo mismo pero recargado de más contenido, más aplicación y explicaciones detalladas para cada concepto.

Print Friendly, PDF & Email

Artículos relacionados

Suscribirte
Notificarme
guest
0 Comments
Cita
Ver todos