Ejercicio para la Relación Armonía-Melodía

Hoy quiero proponerles un pequeño ejercicio melódico (¡que siempre es bueno!). Es sencillo pero muy efectivo. Nos ayudará a comprender mejor las relaciones entre la armonía y la melodía, a la vez que plantear un esqueleto melódico claro y directo.

  1. Lo primero que harás será definir una tonalidad (mayor o menor) o bien una escala o modo. Lo que te haga sentir cómodo, donde te manejes bien.
  2. Ahora vas a crear una pequeña progresión de acordes (esta vez, comenzamos desde la armonía). Te recomiendo usar un ritmo armónico sencillo: un acorde que dure dos compases, y luego dos acordes, uno para cada compás. Tu “vuelta” duraría así 4 compases (2+1+1) y tendría 4 acordes. La lógica dicta algo del tipo Tónica – Subdominante – Dominante, pero no te enfrasques tanto en esto, mientras sea una armonía directa, efectiva y clara.
  3. Teniendo tus acordes, vas a escribir en una partitura o bien en una tabla las notas que componen a cada uno de ellos. Por ejemplo:
Gmaj7Am7Bm7
GAB
BCD
DEF#
F#GA
Las notas pertenecientes a cada acorde.

4. Ahora vas a escoger notas y unirlas como mediante un hilo: la idea es generar una curva melódica clara, y que ponga de manifiesto la relación armonía-melodía. Este paso se ve mucho mas claramente en una partitura, pero también es posible hacerlo en la tabla. De todos modos, te recomiendo echarle un vistazo a nuestro Curso para comenzar en el mundo de la partitura. Ojo que es solo un esqueleto melódico, tómalo como puntos de referencia y no como la melodía en sí. La curva que hemos escogido es esta.

Las notas que escogimos para cada acorde. Principalmente terceras y séptimas.

5. Ahora que ya tenemos nuestra curva clara, y entendemos a cabalidad la relación que hay entre la armonía y este contorno melódico, tomaremos las notas como puntos de llegada. En este paso te toca ser mas creativo y musical, ya que debes ingeniarte el cómo llegar desde algo mas estático a algo mas móvil. Por ejemplo, puedes tomar algunas notas largas y usar notas de paso para conectar esas notas largas. O bien usar una escala que sube hasta cada nota (o sube y baja, en zigzag). No te daré mas limitantes ya que es la parte libre del ejercicio. Te presento dos soluciones para utilizar esta curva.

Solución 1
Solución 2

5. Ahora, te convendría hacer nuevamente el ejercicio escogiendo otras notas, y generando por lo menos unas 4 melodías para la misma armonía.

6. Puedes unirte al nuevo grupo de Telegram y compartir tu trabajo para recibir retroalimentación tanto mía como de tus compañeros 😉

¡Buenas músicas!

Si te sientes perdido en la parte teórica o técnica, no olvides chequear nuestros Libros Gratuitos.

Y si quieres tener a mano un curso sólido y completo para crear mas y mejores músicas, con seguridad y fluidez, te dejamos la invitación a adquirir nuestro libro Armonía y Composición.

Artículos relacionados

Suscribirte
Notificarme
guest
3 Comments
Mas viejos
Mas nuevos Mas votados
Cita
Ver todos