Por qué KASHMIR es LA MEJOR CANCIÓN de LED ZEPPELIN

Todos conocemos Kashmir de Led Zeppelin (espero): una canción de más de 8 minutos, con un arreglo de orquesta, un cruce rítmico muy curioso, una afinación bien específica de la guitarra, y muchas otras curiosidades.

Hoy vamos a sacar tres aprendizajes sobre esta tremenda composición, para que puedas llevar a tu propia música.

Y, además, te puedes descargar la partitura completa de Kashmir en formato musescore:

1. El Riff y el cruce rítmico

Uno de los puntos clave de Kashmir es el riff y su relación con la batería. De hecho, sabemos que la canción nació a partir de una Jam entre Jimmy Page y Bonham, y que Page recicló partes de una canción anterior.

En esta canción en concreto, Page usa una afinación bien exótica: DADGAD. Es una suerte de afinación en Re abierto pero con el Sol, y según él la utilizaba bastante.

El riff nos queda algo como esto…

Partitura del Riff de guitarra de Kashmir.

Si te fijas bien, es un clarísimo ¾. Pero ahora vamos a la batería, y nos damos cuenta de que está en un clarísimo 4/4. ¿Cual vale? Ambas.

Vemos claramente que estamos en un caso de polimetría, donde cada parte va por su lado y se juntan cada 4 compases de 3 (o cada 3 compases de 4, si eliges escribirlo así). Yo elegí el ¾ porque le encontré más sentido a la escritura vocal, y me hacía sentido cambiar de compás cuando cambia “la armonía” (que, como ya veremos, es más implícita que otra cosa).

Así, tenemos un Riff en ¾, que además es duplicado por la cuerda, y una batería en un 4/4 obstinado. El bajo, para más sorpresa, va marcando con el riff y no con el bombo. Tal vez por eso lo dejaron tan bajito en la mezcla.

2. El Ritornello o refrán como pegamento formal

Otra característica de esta canción es que, con esa tremenda duración de 8 minutos, tenemos un montón de secciones y variaciones. Básicamente hay 2 grupos de 2 estrofas cada uno, separados por un tremendo interludio y otra sección contrastante.

Entonces, ¿cómo hacen para que no suene como una ensalada a nivel formal? Fácil: usan lo que podríamos llamar un ritornello o refrán, que cada cierto tiempo viene a recordarnos la esencia de la canción.

El refrán tan característico de Kashmir, escrito en partitura.

Si nos vamos al detalle, vemos varias cosas interesantes en este Ritornello o refrán:

1. Si bien nace desde la sensación guitarrística de “mover un dedo”, es clarísimo que utiliza el mismo principio operativo del riff: un cliché lineal, en donde una de las voces se mueve cromáticamente para formar una nueva armonía de paso.

2. El ritmo es mucho más directo: un 4/4 sin dudas, aunque se acentúa de una manera especial.

3. Este refrán es mucho más corto que cualquier sección real de la canción, lo que ayuda a que sirva como separador.

Si nos ponemos a escuchar la canción completa, vemos que aparece a cada rato, y para volver a casi todas las secciones. A veces se amplía, se le suma una cosita, y así.

3. La armonía implícita

Otro punto interesante son las armonías de la canción: son muy diversas y coloridas, pero generalmente son el resultado de la interacción de varios instrumentos. En pocos momentos la guitarra toca “un acorde como tal”.

Como vemos, en la intro tenemos solo Re y su quinta, La, y luego se moverá cromáticamente a Re – Sib, Re – Si y Re – Do. Esto nos podría sugerir algo como Re eólico y Re dórico, por la sexta menor que luego se convierte en mayor.

Pero espera, que aquí viene lo bueno: es la voz la que nos indica que en realidad estamos en Re mayor y no menor, ya que ¡canta un Fa sostenido!

Si quisieramos encajarlo en la teoría, diríamos que comienza en Re mayor o mixolidio, pasa a Re mayor artificial o mayor armónica (mayor con b6), y luego vuelve a mayor o mixolidio. Por qué mixolidio? Porque aparece la séptima menor. ¿Conviene pensarlo así? No lo sé Rick. Creería que lo mejor es pensarlo como un Re mixolidio con una pequeña mixtura durante el Sib (que claro, estaría implicando un Re mixolidio b6).

Lo importante, eso si, es que la armonía se completa gracias a la voz.

Luego, si nos vamos a otra sección de la canción, que yo le llamo sección contrastante, hay una sonoridad frigia dominante que se completa gracias a las melodías semi improvisadas que va llevando el melotrón, ya que la guitarra y el bajo marcan únicamente fundamental y quinta.

Si nos metemos a analizar el refrán pasa de todo, pero es consecuencia del line cliché como dijimos antes. Si quieres te descargas el archivo y lo analizas con calma.

Conclusiones

Sin duda que es un temazo y yo siempre le he tenido un cariño especial, pero nunca me había metido a analizarlo realmente y con partitura en mano.

Si bien sufrí mucho transcribiendo, es una tarea que con gusto repetiría por el premio obtenido. Además que pude compartirlo en el seminario de Rock que hicimos en Cresciente, junto a dos canciones más, y fue uno de los grandes aprendizajes de dicha instancia.

Si quieres acceder a las grabaciones de este seminario, por un valor muy económico para las más de 8 horas de video que son y todos los archivos de musescore que te podrás bajar, te dejaré más info por aquí y en los comentarios.

¡Te mando un abrazo y nos vemos en la próxima!

Artículos relacionados

Respuestas